¿Cómo está tu salud? Hipócrates tiene la respuesta


"Es mucho más importante saber qué persona tiene la enfermedad a qué enfermedad tiene la persona". Hipocrates


Hipócrates fué un médico griego nacido en la isla de Cos, Grecia, el año 460 aC. Se lo conoce como el médico mas grande de todos los tiempos y basó su práctica médica en la Observación.


Se lo nombra el “Padre de la Medicina” y es conocido por su “Famoso” Juramento Hipocrático, juramento en el que se basa “supuestamente” el futuro medico antes de estar apto a ejercer su “medicina”


En el artículo de hoy accederás hacia donde Señala verdaderamente el Juramento que se le atribuye a Hipócrates. ¿Porqué digo hacia donde señala? Porque hay una Diferencia enorme a enmarcar un Juramento en una pared que luce muy lindo como cuadrito decorativo a Escucharlo y observer e interesarse hacia Donde Realmente Señala ese Juramento.


Hipócrates viajó mucho por Grecia, fundando escuelas de medicina en Cos, una isla cerca de Rodas, en el Asia Menor, donde empezó a enseñar sus ideas. Por esto, se le asoció con Esculapio de Cos y un grupo de tratados conocidos colectivamente como el Corpus Hipocraticus.

Hipocrates fué un médico practicante contemporáneo de Sócrates. Son varios los historiadores que sugieren que Hipócrates puede haber sido un Asclepiades, un miembro de un Grupo de médicos cuyos orígenes se basan en Asclepios. ¿Y quien es Asclepios? ¡El Dios de la Medicina! Otros asocian a Hipocrates con la Enseñanza Iniciática de Pitagoras, no solamente esto sino que está basado en Eso, el Juramento.


Si bien hay mucho para mencionar sobre Hipócrates, el artículo de hoy te responderá Qué Señala Realmente el Juramento de Hipócrates. Mas allá de lo que digan, no importa si no lo escribió el mismo Hipócrates y sabes porqué porque ya está instalado a nivel “histórico” y eso ejerce fuerza.


¿que enseña el Juramento de Hipócrates?


Juro por Apolo médico, por Esculapio, Hygia y Panacea, juro por todos los dioses y todas las diosas, tomándolos como testigos, cumplir fielmente, según mi leal saber y entender, este juramento y compromiso:


Venerar como a mi padre a quien me enseñó este arte, compartir con él mis bienes y asistirle en sus necesidades; considerar a sus hijos como hermanos míos, enseñarles este arte gratuitamente si quieren aprenderlo; comunicar los preceptos vulgares y las enseñanzas secretas y todo lo demás de la doctrina a mis hijos, y a los hijos de mi maestro y a todos los alumnos comprometidos y que han prestado juramento según costumbre, pero a nadie más.


En cuanto pueda y sepa, usaré de las reglas dietéticas en provecho de los enfermos y apartaré de ellos todo daño e injusticia. Jamás daré a nadie medicamento mortal, por mucho que me soliciten, ni tomaré iniciativa alguna de este tipo; tampoco administraré abortivo a mujer alguna. Por el contrario, viviré y practicaré mi arte de forma santa y pura.

No tallaré cálculos, sino que dejaré esto a los cirujanos especialistas.


En cualquier casa que entre, lo haré para bien de los enfermos, apartándome de toda injusticia voluntaria y de toda corrupción, y principalmente de toda relación vergonzosa con mujeres y muchachos, ya sean libres o esclavos.


Todo lo que vea y oiga en el ejercicio de mi profesión, y todo lo que supiere acerca de la vida de alguien, si es cosa que no debe ser divulgada, lo callaré y lo guardaré con secreto inviolable.


Si este juramento cumpliere íntegro, viva yo feliz y recoja los frutos de mi arte y sea honrado por todos los hombres y por la más remota posteridad. Pero si soy transgresor y perjuro, avéngame lo contrario.



Hipócrates, Pitágo­ras, Empédocles, Sócrates, Platón, Tales, Anaximandro, Demócrito, Jámblico, Amonio Saccas, entre otros, aprendieron y bebieron de las aguas puras de la tradición egipcia. La medicina egipcia tenía conocimientos profundos y trascendentales sobre astrología, anatomía, estudio de las plantas medicinales y la magia.


Con el correr del tiempo se ha "modificado" al Juramento, se lo ha "adaptado". El cambio mas dramático que ha “sufrido” a lo largo del tiempo (hoy no mencionaré Lo Oculto en Eso) es que lo han degenerado, muchos dicen que de un tratado Etico y Solemne donde el Médico era ético y consciente, se pasó simplemente a una verborragia de palabras sin ni siquiera Comprender hacia donde realmente señala el Juramento.


Y justamente donde Señala es en la parte mas importante del Juramento que “casualmente” en las modificaciones que han hecho con el correr del tiempo dejaron por fuera “La Puerta de Entrada” o mejor dicho intentaron cerrarla.


Algunos alegan que ya los médicos “modernos” no tienen que preocuparse por Deidades que los castiguen por la mala práctica y mucho menos penalizaciones por desviarse del juramente. Si Hipocrates estuviera vivo se reiría por tal blasfemia, ¿que diría Hipócrates?: “Inocentes los “medicos” que creen que las Deidades no castigan, ¿creen que en vano las menciono al inicio del Juramento?” ”necios aquellos que creen que el Juramento no es util en la epoca actual porque es “antiguo”.


La Puerta de Entrada a lo Oculto en el Juramento de Hipócrates está en una bellísima frase que es: “Juro por Apolo médico, por Esculapio, Hygia y Panacea, juro por todos los dioses y todas las diosas, tomándolos como testigos, cumplir fielmente, según mi leal saber y entender”


Toda la medicina actual tiene sus principios en Apolo, Esculapio, Hygia y Panacea. ¡Y lo que Enseñaron! Pero por favor no me creas, te motivo a que investigues. Y ahí comprenderás porque la Medicina hoy está como está, porque “los niños de delantal blanco se burlan del Padre”.


Mas allá de que el Juramento lo haya escrito Hipocrates o no, lo que Señala es que te hagas Consciente de que Toda tu Salud es un Estado Interno.

La Medicina de Hipócrates es un estilo de vida, no un “titulo” que un”otro” te da.


¿Te has preguntado porque los grandes Medicos son “casualmente” los que en sus descubrimientos fueron en contra del establishment de la medicina? Por nombrarte algunos, el Dr Hammer, Bruce Lipton, la Dra Lissa Rankin y puedo nombrar a muchísimos mas.


Hipocrates fue quien sacó a las supersticiones como origen de enfermedades, y tuvo la “racionalidad” de demostrar y bajar a lo Real las enfermedades y estudiarlas y sanarlas, pero bien sabía que las enfermedades jamás están exentas de lo Interno.


Las Fuerzas Naturales dentro de nosotros son los Verdaderos Sanadores ¿Te han enseñando que significa Realmente Eso? ¿Te han Enseñado a Despertar tus Fuerzas Naturales?


Ojalá hayas disfrutado el artículo de hoy, y ojalá nos encontremos una vez mas con Hipócrates que mucho aun tiene por Enseñar. Te saludo hasta la próxima diciéndote: “No intentes jamás curar el cuerpo sin antes haber curado el alma”


@2020 por Pablo Lema. Universo PHI® es Marca Registrada y todos sus derechos de uso están reservados.  

Términos y Condiciones